30 octubre 2012

Café Doña Amelia (Puebla de Sanabria)


   Esta vez os propongo un local y su entorno: El "Café de Doña Amelia", en Puebla de Sanabria (Zamora). 



    Situado en la Plaza de Armas, a los pies del castillo medieval, en el corazón del conjunto histórico-artístico. Se trata de un lugar tranquilo, donde tomarse un café o una copa mientras charlas en compañía. Es uno de esos sitios en los que (nunca mejor dicho) te sientes como en "casa". Lo especial del lugar es que se encuentra ambientado en una típica casa de pueblo, dividida en las estancias originales de una vivienda, con lo que puedes sentarte en la sala de estar a lado de la chimenea, saboreando uno de sus cafés a la carta. Disponen además de juegos de mesa que puedes solicitar al personal (como el trivial, cartas, etc.).

   El mobiliario antiguo, el suelo de madera y la música de fondo, crean un ambiente hogareño que lo hacen especial.
   Con unos precios adecuados, se convierte en un plan atractivo para pasar una tarde agradable y distendida tras un paseo por las callejuelas que mantienen intacto el espíritu medieval de la villa.

   La visita al castillo, el cual se mantiene en un estado espectacular, es imperdonable. Aunque es el conjunto del pueblo el que te traslada la época del medievo. Un gran cuidado de la arquitectura, el aspecto original de la época y el mantenimiento de las tradiciones, hacen de Puebla de Sanabria, un destino destacable.


   Si tenéis la oportunidad de coincidir con el "mercadillo medieval", disfrutaréis de una experiencia realmente inolvidable.



   Se celebra en el puente de la Virgen de Agosto (aproximadamente, el fin de semana más próximo al 15 de Agosto), y está considerado uno de los tres mejores mercados medievales de España.



  La puesta en escena de comerciantes y vecinos no tiene precio.

   Podéis ampliar la información sobre el mercadillo en el siguiente enlace que os dejo:




23 octubre 2012

Playa del Bollullo (Tenerife)

   En el norte de la isla de Tenerife, en La Orotava, y muy cerca de Puerto de la cruz, podemos encontrar una de las playas más llamativas a mi parecer de la isla (no sin desmerecer al resto): "El Bollullo".


Vistas de la Playa del Bollullo













   
Lo especial de esta playa lo encontramos principalmente en su ubicación: una zona de acantilados, no muy a la vista del visitante, y a la que tendremos que acceder a pie a través de un sendero, que discurre entre plataneras y que desciende por el acantilado hasta la arena volcánica. Un (no muy difícil) camino que comienza en la zona de "El Rincón" y que hace más especial si cabe la llegada a la playa, poco concurrida por este mismo
motivo.


   También se puede llegar hasta la playa caminando desde Puerto de la Cruz en un recorrido de unos 45 minutos.
   
   En la misma arena podemos encontrarnos un "chiringuito" donde repostar con bebidas y comidas sencillas.




   A lo que sí debemos prestar atención es al estado del mar, ya que no existe protección alguna contra el oleaje.



   Las imágenes del lugar hablan por sí solas. Un lugar paradisíaco de fina arena negra, donde pasar una jornada estupenda. Y para culminar el día... ¡la puesta de sol!.


   Podéis pinchar en este enlace a google maps para ver la ubicación de la playa y su entorno.


   Si váis a Tenerife, no desperdiciéis la oportunidad de visitar este lugar del que yo he vuelto encantado. Ahora...si lo vuestro son las playas turísticas; con un largo paseo plagado de restaurantes, todo tipo de tiendas (de recuerdos, bazares, electrónica), alquiler de canoas, patines, hamacas, sombrillas, aparcamiento en primera línea, etc........ ¡Esta NO es vuestra ESCAPADA FAVORITA!.  





21 octubre 2012

Parque Nacional do Gêres (Portugal)

     ¿Habéis estado alguna vez en el "Parque Nacional do Gêres" al norte de Portugal?.



     Hace ya algunos años que tuve la oportunidad de pasar unos días allí, pero el recuerdo es imborrable. Lindando con la provincia de Ourense, es el lugar 



perfecto para los amantes de la naturaleza. Con infinidad de senderos que conducen a rincones de una belleza paisajística impresionante. Sus cascadas, pozas, bosques, etc. son el lugar ideal para relajar cuerpo y mente.






     
Para los más "activos": la oferta de actividades de aventura, paseos a caballo, alquiler de bicis, etc. es interesante.


     Y si lo que quieres es desconectar del ajetreo diario, y regalarte un merecido descanso: te aconsejo parar en "Vila do Gêres". Un atractivo pueblo-balneario con gran oferta hotelera. Donde disfrutarás de la tranquilidad de una localidad con una impresionante arquitectura que te traslada a épocas pasadas, y de la gastronomía más típica del país.

Vila do Gêres



     Sea cual sea tu plan, encontrarás aquí un lugar difícil de olvidar.

     Aquí tenéis el enlace de Turismo de Portugal, donde echar un vistazo.


     Así que aquí os dejo mi primera (de muchas) "Escapada Favorita", para que aquellos que ya habéis estado, añadáis más datos interesantes y compartáis vuestra opinión acerca de este lugar, y para los que aún no tuvisteis esa suerte, tengáis una idea más para esa escapada en proyecto.







01 octubre 2012

¿De qué color es la felicidad?

... Y digo yo:
     Para ser felices antes deberíamos saber qué es la felicidad, ¿no?. ¿Y lo sabemos? (pregunto  incluyéndome yo). Porque siempre han existido comentarios del tipo: "que si nos preocupamos demasiado por lo material y eso nos hace infelices, que si el dinero no dá la felicidad, que si no es feliz quien más tiene sino quien menos necesita..." y ¿a qué conclusión llegamos?, ¿sabemos qué nos hará felices?.

     Se dice que la felicidad está dentro de cada individuo, que cada uno debe buscar el camino en su interior. Y está claro que cada persona será feliz de una manera diferente...a "su manera". Lo que no tengo tan claro es que nos preocupemos por averiguar
de qué color es la felicidad antes de volvernos locos buscándola.


     ¿Por qué es tan difícil pararse un poco a pensar en ello?. Mi opinión es que nos complicamos demasiado la vida, y somos nosotros mismos los que nos ponemos obstáculos que nos impiden tener claro lo que queremos, y tenemos demasiado miedo a no ser felices. ¿Y si ser felices es no tener miedo a no ser feliz?.


     Estoy convencido de que no existe una fórmula mágica, pero sí os aseguro (porque yo mismo lo he experimentado) que todo cambia cuando te olvidas de ese miedo, cuando abres los ojos y te predispones a dejar de "no ser feliz".


     Yo he abierto bien los ojos y he dejado atrás ese miedo. Y quién sabe... a lo mejor dentro de poco logro ver de qué color es la felicidad.